LAS DOÑAS...

Nuestro homenaje  en éste número es para ellas,  PORQUE ¿Quién alguna vez no necesitó de ellas, de sus conocimientos, de su ayuda o al menos no escuchó hablar de las DOÑAS?Las DOÑAS, las que nos curan el empacho, el mal de ojos, la recalcadura, insolación y otras dolencias. Si porque SON ESPECIALISTAS en varias enfermedades y todo lo curan, NO SE ACHICAN ante cualquier dolor, dando atención a los que requieren de su ayuda. Queremos recordarlas, a las de antes y a las de ahora, y también va nuestro agradecimiento por su vocación de servicio.¿Cuántas veces hemos  recurrido a su sabiduría, en busca de calma para alguna dolencia? Personajes necesarios en todo pueblo pero no siempre recordados en escritos o publicaciones, hoy tenemos necesidad pero también muchas ganas de decirles GRACIAS...
DOÑA ILUMINADA:

          Porque la elegimos?
 Porque en ella queremos que vaya nuestro homenaje a todas las DOÑAS. Su especialidad, dentro de muchas,  era la asistencia a las embarazadas.  Fue nuestra partera durante muchos años. ¿Cuántos gaboteros fueron traídos al mundo por sus manos, como a ella le gustaba decir?
Cuando algunos de esos chicos, hechos hombres ya, la saludaban le decían adiós tía, y ella contestaba “chau mijito”. Esto debido al cariño y respeto con el que contaba.  Fue nuestra partera sin título académico, pero ganado por su capacidad y entrega. De ella se dice, no necesitaba ecografías ni análisis, ella recurría a su instinto y conocimientos, heredados de su madre Doña María Barrera, partera también antes que ella. De Doña María se puede contar que trajo a la vida a un gran número de Gaboteros, entre madre e hija atendieron a varias generaciones, en aquella época con la misma entrega, dedicación, pero sobre todo como mucho afecto.
Doña Iluminada, no solo se dedicaba a ayudar a los demás, como si eso fuese poco, crió una hija, seis nietos-hijos, un sobrino nieto y ya en su edad avanzada se le animó a la crianza de otra hija postiza, la cual le dió otro nieto más que supo querer y cuidar hasta sus últimos días.
Mujer muy querida por todos los gaboteros, servicial con todos, en ella siempre encontrabas una ayuda de cualquier tipo, generosa con lo mucho o poco que  tenía.
Personaje de este pueblo porque se lo ganó, con su vida de entrega a los demás, Sebastianista de toda la vida, también se hacía tiempo para integrar la comisión de damas del Club Sebastián Gaboto del cual fue distinguida como socia honoraria.Todavía algunos de edad avanzada, y no tanto, se acuerdan de sus empanadas  para el aniversario del Club.
Una receta de la Doña: “tomate un tecito de yerba la meona hija, y vas a ver que se pasa”, nunca te ibas de su casa sin alguna recomendación, sin sus mates en la vereda y su saludo fraternal que a todos regalaba. ¡Qué paz  tenía para vivir, debe ser la que tienen los que vivieron con entrega y dignidad!

Nuestra Doña: Nació en Gaboto un 28 de Noviembre de 1907, hija de María Barrera , casada con Don Pablo Benegas, hombre trabajador, portuario,  y de tantos otros trabajos que pudiera  realizar para mantener a su familia numerosa.
 Murió con casi  90 años de edad, el día 2 de febrero de 1997 , cuentan sus familiares y vecinos, una muerte que se le regala a aquellas personas que vivieron una vida de servicio a los demás.
Por esto y mucho más va nuestro recuerdo a Doña Iluminada y las otras DOÑAS: Pancha, María, Olga, Damiana, Francisca, Herminia, Nina, Amanda y tantas otras que nos supieron ayudar.
Un GRACIAS muy grande  a todas ellas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Rincón de los Poetas: Rufino Conde (h)

PUERTO GABOTO: Principales acontecimientos históricos entre 1850 y 1920.

LA HISTORIA DEL “INDIO” ARANDA…